Inteligencia Emocional: algunas respuestas empíricas y su papel en la adaptación escolar en una muestra de alumnos de secundaria

Inteligencia Emocional: algunas respuestas empíricas y su papel en la adaptación escolar en una muestra de alumnos de secundaria

En la actualidad el tema de la Inteligencia Emocional (IE), desde el punto de vista científico, debe responder a tres demandas: cuál es su capacidad predictiva en cuestiones de adaptación personal y social; aclarar si la dualidad de perspectivas sobre la IE (como habilidad o como rasgo) implica que son conceptos diferentes o complementarios; y, finalmente, si el concepto de IE es novedoso o por el contrario es una etiqueta nueva para un concepto ya desarrollado anteriormente. Este trabajo es un primer acercamiento para responder a estas tres cuestiones básicas para la consolidación de la IE en el campo de la investigación y de la teoría. Los resultados, a priori, parecen indicar que el MSCEIT (Mayer, Salovey, Caruso Emotional Intelligence Test) basado en el modelo de habilidades (Mayer y Salovey, 1997) predice ajuste y adaptación escolar, es útil para explicar por qué hay personas que se adaptan mejor que otras en contextos educativos; y aporta más a la varianza explicativa en el rendimiento académico que el CIE (cuestionario para escolares de Inteligencia emocional como rasgo) un instrumento basado en los modelos de IE como rasgo (Petrides y Furham, 2000), también llamados mixtos (Mayer, Salovey y Caruso, 2000a y b); segundo, ambos modelos parecen describir conceptos diferentes, y no queda claro que sean complementarios; y tercero, la IE, entendida como rasgo (pero no como habilidad), está estrechamente relacionada con los conceptos de competencia social.

Share This
Designed By SuperNoticias