La sociología de la emoción y la emoción en la sociología

La sociología de la emoción y la emoción en la sociología

En este artículo se presenta una síntesis de las aportaciones teóricas de tres pioneros de la sociología de la emociones: Thomas J. Scheff, Arlie R. Hochschild y Theodore D. Ke mp e r. El profesor Scheff ha desarrollado un prolongado, amplio y riguroso programa de i n vestigación empírica y teórica sobre la vergüenza y el orgullo, a las que considera las emociones sociales por antonomasia. La profesora Hochschild, frente a lo que constituye práctica habitual de la sociología, incorpora las emociones como una vía de acceso clave para el conocimiento de cualquier fenómeno o situación social. El profesor Ke m p e r, a la inversa, muestra la va l i d ez y necesidad de la perspectiva sociológica para compre nder las emociones, cuyo origen y fundamento deriva, en la mayor parte de los casos, de un determinado tipo de relación social. Teorías sociológicas de la emoción, explícitamente concebidas como tales, no pueden encontrarse en la tradición sociológica antes de la década de los ochenta del presente siglo. La sociología, hasta ahora inmersa en la principal corriente cultural de la modernidad, caracterizada por un racionalismo, un cognitivismo y un positivismo a ultranza, tan sólo había incorporado tratamientos residuales o circunstanciales de la emoción. Ahora bien, resulta inconcebible un actor social cuyo universo simbólico esté exc l u s i vamente compuesto de ideas o cogniciones. En este universo podemos encontrar también va l o res. Y en este universo también encontramos, sin duda, emociones. Emociones que son re f l ejo, condición y substrato último de toda reflexividad humana y social. Tanto la descripción como la explicación y comprensión sociológica de la realidad será incompleta, por tanto falsa, si no se incorpora al actor sentiente en los juegos humanos de interactividad e interc o m u n i c a c i ó n .

descargar aqui
Share This
Designed By SuperNoticias